viernes, 4 de diciembre de 2015

Reflejo sobre el agua...





Como un “campo de fuerzas”, las esculturas de Marcelo Hepp alteran nuestra percepción de las figuras cotidianas, pero siempre sugiriendo acción y movimiento.
Estas transfiguraciones hacen inmensamente atractivas sus obras: la quietud del metal con que fueron confeccionadas están vivas. Vibran y se funde en dinámicas figuras que vienen dadas en numerosas ocasiones por una “dimensión fractal”.

La bicicleta, Hierro forjado (2001).

2 comentarios:

  1. Me recuerda a otro artista que también jugaba con las ilusiones pero con otro medio.
    Se llamaba Escher.:)

    ResponderEliminar
  2. Me gusta una frase suya que refleja sus dibujos/pinturas; "con frecuencia me encuentro más cerca de los matemáticos que de mis colegas los pintores".
    http://www.matematicasdigitales.com/escher-matematicas-y-pintura/

    ResponderEliminar