sábado, 19 de diciembre de 2015

Einstein no se equivocaba...




Decía Galileo que el libro de la Naturaleza está escrito “in lingua matemática” y, si bien esto se puede apreciar en múltiples partes de la física, en pocas resultará tan claro como en las teorías que tratan de describir el espacio y el tiempo.
Por esto es natural que haya felicitado a Einstein por el centenario de la Relatividad General (el 25 de noviembre de 2015). Es una teoría de asombrosa belleza y elegancia y que en su momento puso de patas arriba la filosofía y la física de su época.
Sus hipótesis cambiaran profundamente la manera de entender como están relacionados el espacio y el tiempo. Mejor dicho; el “espacio-tiempo”, ya que ahora pasan a ser dos “elementos” que no se pueden separar, muchas veces imaginado como una especie de plastilina que se moldea y que se adapta a todo aquello que contiene.
En la Teoría de la Relatividad General el espacio-tiempo es algo que participa en la física. No es un elemento físico independiente de los demás constituyentes del universo y si un “objeto” con el cual podemos interactuar.
En definitiva, esta teoría viene a decir que “la masa y la energía existentes en el universo curvan (modelan) el espacio-tiempo y la curvatura del espacio-tiempo dictamina cómo se han de mover los cuerpos contenidos en él”.
¿Y para qué sirve todo esto? Bueno, sin tenerla en cuenta, no podríamos utilizar el GPS… El aparato puede funcionar, pero te dejará a cientos de metros (o kilómetros) de donde querías ir.

En la foto un anciano “GPS” de 1930, invento de un italiano de nombre desconocido. El artilugio se instalaba en el salpicadero del coche y contenía unos mapas de papel enrollados que iban mostrándose a medida que el coche avanzaba. Para lograr sincronizar el avance del mapa en la “pantalla” de Iter Avto con el avance real del vehículo sobre la carretera, se conectaba el velocímetro del coche con el dispositivo y el mecanismo interno se encargaba de mover el mapa según la velocidad que el coche llevaba para tratar de mostrar siempre la zona por la que se estaba circulando.
El problema era que cada vez que se cambiaba de carretera o se tomaba un desvío había que detenerse a cambiar el mapa, y buscar el punto exacto donde empezar a usarlo.

1 comentario:

  1. Me gusta la idea de pensar que el tiempo no es universal.
    No podemos escapar al transcurso del tiempo, donde quiera que estemos pero si podemos ver otros mundos con otras temporalidades diferentes y deleitarnos con cosas que no podriamos ver en nuestro espacio_tiempo.Me gusta la idea de conocer una civilización en otro planeta y volver a la tierra para volver a ese lugar despues que transcurrieron años mientras que para ti puede haber sido unos minutos.Es fascinante.Imaginar una tecnologia capas de crear masa como la del sol y controlar el espacio-tiempo a tu antojo.Supongo que si hipoteticamente pudieramos tener en un salon, esferas de tres metros de diametro y que en cada una de ellas halla un espacio tiepmo diferente por la fuerza de gravedad que proviene de la masa.Veriamos en algunas esferas acontecimientos en camara lenta y en otros a una velocidad extraordinaria.Lo comento hipoteticamente por que las diferencias temporales se ven con grandes masas como la tierra o el sol planetas etc.Espero haber entendido bien.Resulta un mundo por imaginar y me gustaría saber si alguien a imaginado ir hacia atras en el tiempo.Alguna hipotesis?

    ResponderEliminar