miércoles, 6 de mayo de 2015

Conferencia de Stephen Batchelor...




Gracias a Bernat, nuestro grupo de budismo secular ha logrado que Stephen Batchelor venga a darnos una conferencia en próximo día 22 de mayo sobre: "Las Cuatro Grandes Tareas: una introducción al budismo secular".

Conocido por su enfoque agnóstico del budismo, el autor Stephen Batchelor explorará qué significaría practicar el dharma desde una perspectiva secular, y no religiosa. Como punto de partida, sugerirá que esto implica repensar el budismo como una práctica ética, más que como un sistema metafísico basado en creencias. Para ejemplificar este enfoque secular, ofrecerá una interpretación de la doctrina tradicional de las Cuatro Nobles Verdades entendidas como una práctica de Cuatro Grandes Tareas.

Stephen Batchelor
Es un autor y maestro budista contemporáneo que ve el budismo como una cultura del despertar en constante evolución. Recibió una educación monástica durante diez años, primero en la escuela Gelugpa del budismo tibetano y más tarde en la tradición Sôn coreana (Zen). Actualmente presenta una visión laica y secular del dharma basada principalmente en las enseñanzas más antiguas del Buda, preservadas en el canon pali, y viaja por todo el mundo ofreciendo conferencias y retiros. Sus publicaciones incluyen "Budismo sin creencias" y "Confesión de un ateo budista".

Día y hora: Viernes 22 de mayo a las 20h
Lugar: Fundació Casa del Tibet
Dirigida por: Stephen Batchelor
Aportación: 5 euros (gratuito para socios de la Fundació Casa del Tibet)
Contacto: +34 932075966 - admin@casadeltibetbcn.org
Organiza: Fundació Casa del Tibet



5 comentarios:

  1. No deja de sorprenderme esta visión agnóstica,secular y laica del Budismo.En realidad,más que sorprenderme,me conmueve profundamente.
    Me conmueve ver como el ser humano no puede parar en su búsqueda de trascendencia,incluso desde la negación de esta trascendencia.

    No veo muy claro que este enfoque laico diga que se basa en las primitivas enseñanzas del Buda,pretendiendo tal vez el "sorpasso" del mismo Budismo.

    Pero bueno,la verdad es que no busco polémica y no le doy mucha importancia.Lo importante es,como he dicho antes,el afán de trascendencia.

    Creo que el hombre es un "buscador".En una Escuela para buscadores,llaman a los que allí van: "hombres del deseo".Que bonito.Es la aspiración, el deseo, la trascendencia, lo que anida en el corazón del hombre .

    Pero la verdad,me he puesto a escribir para decir otra cosa; bueno dos cosas:
    La primera: Creo que el 95% de los practicantes budistas en Occidente y,tal vez,el 70% de los practicantes de Oriente no tienen conciencia de "pertenecer" a una religión.Es decir,el Budismo no sería una práctica de adoración en la que,a través de esta adoración,el Buda nos va a "salvar" sino una práctica personal de trascendencia en la que la trascendencia sólo depende de nosotros.

    La segunda: No he visto -digo que no he visto- no que no exista; no lo sé.No he visto ninguna referencia a la "Iniciación" tb llamada transmisión.Me gustaría saber que papel juega la iniciación en este enfoque laico.

    En mi juventud leí un libro de Mircea Eliade precisamente llamado "La iniciación" y concluí que era un texto muy erudito pero que no expresaba la extraordinaria experiencia que para mí había significado mi propia iniciación.Fué mi primer encuentro con una descripción laica de un fenómeno,para mí, sagrado.

    Desde luego,en la mente humana,cabe todo.

    Amigo buscador; deseo que tu búsqueda te ilumine.

    ResponderEliminar
  2. “No he visto ninguna referencia a la "Iniciación" tb llamada transmisión. Me gustaría saber que papel juega la iniciación en este enfoque laico.”
    ¿Qué entiendes por iniciación? ¿Un ritual, una transmisión de principios “secretos”, un poder que es pasado de un maestro al neófito?
    Por ejemplo; para conocer bien la cosmología actual es necesario estar “iniciado” en matemáticas, física clásica, física relativista especial y general, física cuántica, etc. Pero intuyo que no te refieres a esto.
    La conferencia hablará del personaje histórico conocido como Buda, y de las (mal) llamadas “cuatro nobles verdades”. Y de su vigencia en el mundo actual, no como verdades ditas por un místico iluminado, pero como una propuesta ética a minimizar algo que todos vivenciamos cada día: el sufrimiento (aunque la palabra que utilizó fuera más amplio).

    ResponderEliminar
  3. En el año 1992,año de las olimpiadas,vino a Barcelona SS Dalai Lama quien impartió ,con un sencillo ritual, la iniciación denominada "Kalachakra" a todo aquel que lo deseara.Explico esto para centrar un poco el concepto de iniciación,en el sentido que no es algo que ocurre en oscuras logias negras y señores con capirote.Aunque, probablemente, habrá en muchos sitios señores con capirote haciendo todo tipo de cosas extrañas.

    Respecto a los efectos de una iniciación,en el supuesto de que tenga algún efecto y no sea una trampa de la mente,depende de cada persona.

    ResponderEliminar
  4. ¿Qué buscaba el Dalai Lama con el ritual?
    ¿Puedes ser “bueno” conmigo evitando las respuestas tipo los koans del zen y decirme para qué sirven las iniciaciones?
    También puedes ser malo i enviarme al bosque…
    Bromas aparte, creo que los rituales son una práctica cargada de un fuerte simbolismo cultural, donde lo significativo está más en lo que no se dice que lo que se dice.
    Hay algunos que me gustan…, otros no tanto, y algunos nada.
    Llamar a las personas “su santidad” es un ritual que no me gusta…
    Y no pasa nada.

    ResponderEliminar
  5. Buenas.

    Entiendo la reticencia inicial, aunque uno no puede juzgar un libro por la tapa, y tras una lectura yo no veo la búsqueda de trascendencia.

    Que el 70% de los practicantes del dharma en oriente no sientan que pertenezcan a una religión es un dato algo peculiar. Aunque es cierto que la definición e implicaciones del término 'religión' no son universales, en oriente existía y existe la sensación de pertenencia porque sin ella es difícil explicar el monasticismo, las opiniones entre unas escuelas y otras, y las luchas y rifirrades que han existido contra otras religiones (China, Corea) e incluso esfuerzos para erradicarlas (Tíbet, Japón).

    Dices: "el Budismo no sería una práctica de adoración en la que,a través de esta adoración,el Buda nos va a "salvar" sino una práctica personal de trascendencia en la que la trascendencia sólo depende de nosotros."
    Esto no aplica a todas las formas de budismo. Ciertamente no aplica al budismo de la Tierra Pura, por ejemplo, muy practicado en Vietnam y Japón, y en el que la fe y la devoción juegan un papel central.

    En cuanto a lo de la iniciación, en el sentido tántrico del Kalachakra, por ejemplo, no tiene lugar alguno en el budismo secular.

    ResponderEliminar