martes, 28 de abril de 2015

Veo veo, ¿Qué ves?






No imaginaba que Gustavo Adolfo Bécquer ya lo había descubierto.

¿Qué es física cuántica? –dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul.

¿Qué es física cuántica?

¿Y tú me lo preguntas?

Física cuántica… eres tú.

 

Las nebulosas son regiones del medio interestelar constituidas por gases (principalmente hidrógeno y helio) y elementos químicos pesados en forma de polvo cósmico. Tienen una importancia cosmológica notable porque muchas de ellas son los lugares donde nacen las estrellas por fenómenos de condensación y agregación de la materia; en otras ocasiones se trata de los restos de estrellas ya extintas o en extinción.

Seguramente descubierta antes de 1824 por Karl Ludwig Harding, la nebulosa de Helix está aquí fotografiada en infrarrojo (primera foto), y por eso su “pupila” no es azul...

Ubicada en la constelación de Acuario a unos 680 años luz, su bella e intrincada forma proviene de las ráfagas de gas que se desprenden de la superficie de la estrella y que brillan con gran intensidad en la frecuencia ultravioleta (segunda foto).

Está formada por una estrella similar al Sol y se acerca a sus últimos milenios de vida. En el futuro nuestra estrella también pasará por este estado y terminará siendo lo que se denomina una enana blanca, pero faltan todavía unos 5.000 millones de años.

Nosotros en cambio sí que podemos acelerar de manera inimaginable el final de la vida en nuestro pequeño planeta azul…

No hay comentarios:

Publicar un comentario