miércoles, 3 de septiembre de 2014

Coincidencia singular...




”… Es una coincidencia singular que, a fines de nuestro memorable siglo, la prisa y la persecución, el empuje y la carrera irresistibles, ardientes y creativos, de todos los grupos profesionales y sociales hayan conservado, como símbolo característico de la época, un moderno medio de transporte tan tranquilo , la bicicleta, que viene incluso a auxiliar al hombre en su lucha contra el tiempo y el espacio y, sometida únicamente a su voluntad, independiente de todos los otros medios de transporte, impulsado por su propia fuerza, atraviesa con él, aún más rápidamente que la mayoría de los demás vehículos, los más extensos trayectos…”
Descripción bastante acertada del papel de la bicicleta hecha por el doctor Paul Savisberg, de Munich, en el año 1897.

No hay comentarios:

Publicar un comentario