domingo, 6 de octubre de 2013

Lo obvio... 1


Estoy aquí delante del ordenador, me duele un tobillo, hay adolescentes gritando en la calle, el olor que viene de la cocina incrementa mi hambre...
Esto es obvio para mí “aquí y ahora”,  pero podía no serlo, como no lo son muchas otras cosas más. Y en muchas situaciones, cuando finalmente se me presenta lo evidente, no puedo evitar el famoso y desconsolado “¿por qué no me habré dado cuenta antes?”.
La Gestalt Terapia suele empezar subrayando lo que está presente en el llamado encuentro terapéutico y lo hace a través de las impresiones captadas por nuestros cinco sentidos.
Para Perls era claro su papel en ayudar al paciente a captar lo que era evidente en un momento dado. Dijo:
“Me gustaría llamar a la terapia gestáltica la filosofía de lo obvio. Por lo general, tomamos a lo obvio como un hecho establecido. Pero al examinar lo obvio más detenidamente, vemos que tras lo que llamamos lo obvio hay una cantidad de prejuicios, fe distorsionada, creencias y cosas por el estilo. Para llegar a lo obvio y para entender lo obvio, en primer lugar tenemos que captar lo obvio y esto es lo más difícil… Ustedes ya tuvieron la oportunidad de darse cuenta de las dificultades que tienen para tratar con lo obvio. Un neurótico es sencillamente una persona que no ve lo obvio”.

3 comentarios:

  1. "Un neurótico es sencillamente una persona que no ve lo obvio"
    La representación visual de esta frase sería alguien que no ve que hay un elefante en su jardín.Muy interesante.

    ResponderEliminar
  2. Yo hace tiempo dejé de asumir que "esto" y "aquello" y lo otro es una obviedad. Me desconcierta cuando alguien me contesta o dice constantemente: "...eso es obvio" .

    ResponderEliminar